Desde el centro: ¿Qué va a pasar con el Pequeño Comercio?

Hace casi un año leí este artículo sobre la situación del comercio tradicional en la ciudad condal. A pocos meses de que cambie la legislación de arrendamientos urbanos (LAU) he vuelto a visitar el tema, esta vez compartiendo una traduccion de un artículo de Raphael Minder publicado la pasada semana en el New York Times

 


Una Pérdida Histórica seguirá a las subidas de alquileres en Barcelona

En el centro de Barcelona, una histórica librería ha sido transformada en una tienda para Mango, una de las grandes multinacionales del sector textil. Un hacedor de peines, fundado en 1922, es ahora un atienda de bolsos de marca. Y una juguetería, regentada por la misma familia desde la Guerra Civil, se ha convertido en un outlet de Geox, una marca de calzado italiana.

 

Estos cambios son el resultado no solo de la lenta gentrificación que ha dado forma a los centros de tantas ciudades alrededor del mundo, Aquí, y por toda España, distritos históricos están siendo transformados: decenas de miles de pequeñas tiendas, a menudo de carácter familiar, se enfrentan a la renovación de sus rentas antiguas por otras mucho más elevadas fruto de la competencia de las grande marcas.

No es que los establecimientos no supieran que los cambios estaban a punto de llegar – lo sabían desde hace 20 años. Sin embargo, ese momento ha llegado terminado llegando, y con él unos últimos momentos de resistencia de algunos comerciantes a la invasión de los centros históricos por parte de grandes marcas internacionales – las cuales son prácticamente las únicas que se pueden permitir el incremento de los alquileres.

Este brusco cambio ha provocado reflexiones y debates sobre hasta donde deberían llegar los organismos públicos para proteger la identidad de los cascos históricos frente a la homogeneización que acompaña a la llegada de grandes cadenas multinacionales.

En Barcelona, la desaparición de tiendas tradicionales del viejo centro de la ciudad, conocido como el Barrio Gótico, es ‘’una pérdida criminal de patrimonio en una ciudad que está siendo ahogada por el dinero y las marcas internacionales y esta perdiendo todo sentido histórico y de ordenación urbana’’, dice Josep Maria Roig, el dueño de La Colmena, una pastelería fundada en 1872.

La Colmena, Plaza del Ángel

Roig, que también es el secretario de la asociación de tiendas tradicionales, prevee que 100 tiendas más cerrarán sus puertas en Barcelona este año por culpa de los elevados alquileres. En toda España, sobre 200.000 tiendas podrían verse afectadas, según la UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos),que representa a los dueños de pequeños comercios.

Xavier Banchs, el dueño de la juguetería ‘El Palacio del Juguete’, solia pagar 1.000 euros al mes de alquiler por su tienda, la cual a pertenecido a su familia desde 1936, año en el que empezó la Guerra Civil Española

Se la entregó a Geox, quienes están pagando cerca de 35.000 euros al mes por su antigua tienda. Además también le pagaron lo suficiente para mudarse y cubrir el despido de tres empleados que habían trabajado para él durante décadas, pero que ya no eran necesitados en la tienda nueva, un antiguo almacén que cuesta 800 euros al mes.

‘’Esta ha sido una larga cuenta atrás, así que he tenido tiempo de superar la tristeza de mudarme y tener que despedir a parte de mis empleados’’ dice Branch. Mientras que muchos dueños han llegado a acuerdo similares, otros han elegido luchar contra estos cambios, demandando al Ayuntamiento de Barcelona que les conceda una protección especial como dueños de tiendas emblemáticas de la ciudad.

Barcelona ha creado una comisión que está revisando 380 de estos comercios para decidir si deberían o no concederles esta protección especial

 

El fin de las Rentas Antiguas

El control de las rentas en España fue instaurado en 1964, y en 1994 el gobierno socialista revisó la ley para asegurar que los alquileres, con el tiempo, se adaptarían a los niveles del mercado, dando a los propietarios y los dueños 20 años para llegar a nuevos acuerdos.

Raimond Blasi, el concejal municipal del área de comercio, admitió que el destino de estas tiendas históricas debería haber sido revisado con antelación al final de este largo periodo de transición: ‘’Han tenido 20 años para solucionar el problema, pero las soluciones de último minuto es algo muy típico de nuestra sociedad’’. Si las tiendas son protegidas, algún tipo de compensación tendrá que ser pagada a los dueños por las pérdidas de ingresos con los alquileres, ‘’pero quién debe de hacerse cargo, no lo sé’’ dice Blasi

Mar Escutia, profesora de derecho civil en la universidad de Esade en Barcelona, dijo: ‘’ Nos enfrentamos a una situación de absoluto caos legal’’. Podría, añadió, desatar quejas formales ante la Comisión Europea, basándose en que toda compensación con fondos públicos equivale a ayudas ilegales y a una ruptura de las reglas europeas de la competencia.

De hecho, las acciones legales ya han comenzado. Roig ha llevado recientemente ante la justicia a los organismos públicos de la ciudad por no proteger de manera adecuada el edificio donde se encontraba Monge, una filatelia que echó el cierre al pasado agosto.

Filatelia Mongue

El nuevo propietario  planea convertirla en una galería comercial y trasladar la histórica fachada de madera de la tienda al otro lado del edificio y cambiarla por una entrada más grande.

Roig plantea: ‘’¿Realmente queremos que los turistas se lleven de recuerdo un souvenir fabricado en China y que nada tiene que ver con Barcelona?

El fin de las rentas antiguas llega a Barcelona en medio de un debate más general sobre qué clase de turismo puede sostener la ciudad, la cual se ha convertido en el centro turístico del país con un récord de 7.5 millones de visitantes el año pasado (frente al millón y medio previos a las olimpiadas de 1992)

En julio, los residentes del barrio costero de La Barceloneta, protagonizaron protestas para quejarse de los apartamentos turísticos ilegales y del ruido causado a todas horas por los turistas.

 

Incorporación a la agenda política

Dada la proximidad de las elecciones municipales en mayo de 2015, estos problemas se han movido a la agenda de los candidatos.

Ada Colau, candidata a la alcaldía por Guanyem Barcelona, dijo que ella y su familia han dejado de ir al Barrio Gótico porque está saturado de turistas y multinacionales: ‘’ La principal atracción de Barcelona es un cierto modo de vida, pero estamos permitiendo que este sea reemplazado por lo que yo llamaría el modelo de las cadenas de comida rápida. Los pequeños comercios están siendo desahuciados y las grandes multinacionales están ganando’’

El PSOE también ha propuesto un proyecto de ley que pretende extender la protección patrimonial no solo al edificio, sino también a la actividad comercial.

Sobre todo esto Blasi, responsable municipal del área de comercio, dijo que aunque los comerciantes no busquen oponerse a la ley de alquileres, lo que los políticos no pueden hacer  es decir a los turistas donde comprar. Él mismo ha admitido que si bien ha pasado múltiples ocasiones por delante de la ahora cerrada librería Canuda, abierta en 1931, nunca ha comprado nada en ella: ‘’Por mucho que no lo queramos admitir, la gente prefiere ir a la Fnac’’

 

Personalmente dudo que Carlos Ruíz Zafón hubiese  podido inspirarse en la Fnac para crear su Cementerio de los Libros Olvidados

EL origen de 'El Cementerio de los Libros Olvidados'

 

 

Si bien es cierto que el Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha el pasado febrero un ” Plan para la protección y promoción de los establecimientos emblemáticos”, al parecer ha llegado tarde, mal y a arrastro (y más que probablemente debído a la proximidad de las municipales en 2015, así como la creciente presión popular en los últimos años). Ciudades como Roma o París llevan años protegiendo no solo los edificios de sus centros históricos,  Ambos ayuntamientos procuran por la continuidad de estos comercios con leyes y subvenciones y ofrecen, a su vez, ayudas económicas para su restauración. (vía eldiario.es)

Revistaremos el tema en Año Nuevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s